CALIGRAFÍA Y MENTE SERENA

blog

¿Cuál práctica de los antiguos podéis llevar a cabo para serenar vuestra mente?

  • La práctica de la caligrafía china es un arte singular que permite alejar tu mente de los quehaceres mundanos, de la tecnología, del bullicio…para interactuar con el papel y la tinta creando un estado mental favorable al cual se accede con las manos, con una mente que deja de pensar y con un espíritu que se alegra con lo que hace. La tinta sigue movimiento de las manos siguiendo las instrucciones del maestro reflejando sin equivocación tu estado mental. Cuando ya tus manos hablen solas, tu mente se habrá apaciguado.

Sensei Paul Quintero / Monje zen – Calígrafo 

 

Anuncios

BOKUSEKI

descarga (2)      buji_zen_calligraphy

Bokuseki  墨跡  traduce literalmente “huellas de tinta”, con la connotación de “huellas (trazos) de una mente iluminada”.  Se consideraba una destreza esencial en cualquier monje budista en Japón. Se considera un estado de la práctica de la caligrafía destinado a “pulir la mente”.

Bokuseki (estilo singular de caligrafía de los monjes zen no sujeto a normas, regulaciones, orden ni a satisfacción personal) no se lleva a cabo para crear una obra de arte. Cuando un maestro obsequia una obra tipo bokuseki, está comunicando la mente-corazón en una experiencia de Zen vivo. Puede también hacerlo con cualquier objeto.

En una ocasión le ofrecí en venta uno de mis sellos personales (ya que los otros, hechos a mano por mí para el taller,  se habían acabado) de caligrafía china a un practicante de uno de los talleres que suelo dictar, y este me dijo: “No, ese está usado”. No comprendió nada. Lamentablemente.  Este fue un gesto (de mi parte) de bokuseki.

La caligrafía ejecutada en este estado de bokuseki es el resultado de una práctica profunda, y lleva en ella el estado mental puro del maestro que la ejecuta. El ejecutante debe  aclarar la mente y permitirle al kanji que fluya por su cuenta, con entera libertad. Esto es “mushin”: estar libre de los pensamientos obstructivos, de distorsiones, de ilusiones… de ningún deseo de retribución. Se da algo, de corazón a corazón.

El movimiento necesario para ejecutar un bokuseki, es por lo general un solo movimiento aunque el kanji conste de varios trazos para su ejecución. El pincel se mueve de manera continua y la línea del trazado es fluida  y espontánea. Esta no es para nada “predecible”, y más bien “irregular” en vez de regular.

Durante la ceremonia del té, es costumbre exhibir una caligrafía, que pone a los participantes dentro de un marco mental necesario para la ceremonia. Esto lo instituyó un célebre calígrafo de bokuseki llamado Ikkyu Soujun. Esta obra que se exhibe es una manifestación de la influencia mental de bokuseki.

 

 

SIN ATAJOS

no-shortcuts-work-for-it-gym-motivational-quotes-lab-no-4

Vivimos en una sociedad y en una época histórica que van en contra del ritmo natural de las cosas, en contra de la auténtica felicidad que nace de estar completamente presente en cada instante y de hacer solo lo justo cada día. En cambio, hay mentes ausentes, galopando por todas partes, sedientas de logros inmediatos.

Realizar cada uno de los niveles de la Escuela Budas de Agua, es una oportunidad para volver nuestras mentes y nuestra respiración al momento presente con cada trazo, para volver al ritmo natural de las cosas, para integrar nuestras vidas al orden cósmico.

El filósofo chino Lao Tzu nos dice que “la naturaleza no se apresura y sin embargo todo lo logra.” Si deseas convertirte en Maestro de caligrafía china, necesitas empezar por aplicar el pensamiento chino y dejar tu avidez por el logro. Y para esto, no existen atajos.

Para convertirte en Maestro, no existen cursos intensivos de fin de semana. Un curso de este tipo iría en contra de la caligrafía china. Necesitas practicar cada uno de los trazos y permitir que tu Sensei te guíe, para que así tu mente se purifique de todo deseo, prejuicio, ilusión, bloqueo o miedo que te impida componer los trazos armónicamente. Y para esto, no existen atajos.

Un verdadero Maestro demuestra su maestría en todas sus acciones. Por este motivo, para convertirte en Maestro, tu Sensei debe certificar, mediante la observación de tus acciones que, no solo has eliminado tus “demonios”, sino que has cultivado la paciencia, el esfuerzo, la concentración, la virtud, la generosidad y la sabiduría que te permiten crear una composición armónica. Y como verás, para esto, tampoco existen atajos.

Al graduarte de la Escuela de Budas de Agua, te das cuenta de que ser Maestro no depende de la calidad de los materiales que hayas usado, ni de las calificaciones que hayas obtenido, ni del dinero que hayas invertido, ni de la cantidad de caligrafias que hayas logrado. Depende de cuanto de ti mismo hayas eliminado.La realización (la budeidad) se alcanza a través de un proceso de eliminación y no de logros” dice el Bhikshu Heng K’ung.

Y como muy bien dijo el Sensei Paul Quintero, para ser Maestro en caligrafía china “no hay atajos, ni siquiera para un Buda.

Rubí Uzcátegui, Instructora de la Escuela Budas de Agua

DOMINGO 28 DE OCTUBRE – TALLER DE CALIGRAFÍA CHINA Y DIBUJO ZEN

hand and brush

Este domingo 21 de octubre el Sensei Paul Quintero dictará un nuevo taller en la Biblioteca Paul Harris (California Norte, Caracas) de 8:30 AM a 4:00 PM. Se ofrecerán los tres primeros niveles para el público nuevo y para personas que ya hayan aprobado el primero o segundo nivel. Al mismo tiempo se invita a los graduados de la escuela a un día de práctica paralelo.

 

OBJETIVO

En los talleres aprenderás sobre el origen, desarrollo y significado de este arte/escritura milenario y aprenderás a escribir tus primeros caracteres (kanjis, en japonés) usando el pincel y la tinta china negra de manera tradicional. Esta vivencia cultural basada en el trabajo artístico permite desarrollar la atención y la observación del practicante al máximo. Mientras escribes, meditas: el arte de la escritura china es un viaje imaginario al interior de tu mente para poner ciertas cosas en orden.

 

El dibujo Zen complementa el trazado permitiéndole al alumno soltar las ideas preconcebidas del arte lineal rígido occidental para —mediante el uso de técnicas sencillas— representar/sugerir objetos y paisajes a través de manchas y trazos libres. Un verdadero reto para nuestras mentes occidentales.

 

El dibujo Zen y el trazado de la caligrafía china —como expresiones artísticas— nos ayudan a pensar de otra manera y a utilizar este diseño pictórico para desarrollar nuestra creatividad.

 

INVERSIÓN

El taller tendrá una inversión de 500 Bs.S (Quinientos Bolívares Soberanos) por persona y nivel. Se incluye guía y certificado de asistencia.

 

El taller está dirigido al público general, niños (de 12 años en adelante), artistas plásticos, diseñadores y a los amantes de la cultura asiática.

 

Cupo: 8-10 personas.

 

TRAER

Abundante papel periódico para la práctica de los trazos de la caligrafía. Ropa suelta, unas 20 hojas de papel bond tamaño carta, un frasquito de tinta china negra o en su defecto un potecito de pintura al frío de color negro. Si tiene un pincel chino para caligrafía, tráigalo. De no tenerlo, estos pinceles se prestarán durante el taller.

 

INFORMACIÓN E INSCRIPCIONES

Podrán inscribirse desde el 14 de octubre hasta el 18 de octubre de 2018 a las 12 PM. De no reunirse el número de participantes deseados, el taller no se dictará. ¡Anímate e invita a tus amigos a este paseo cultural-artístico único en nuestro país!

 

Para inscribirse por favor llamar al Sensei Hugo Ballesteros (0424) 222-1660

TU SER VERDADERO

cali cali

 

Cada vez que tomas un pincel y dibujas unos caracteres en una hoja de papel, estás permitiendo que tu ser verdadero se deje ver. No puedes esconderlo. No puedes controlarlo ni disimularlo. El trazo es verdadero. Fue hecho por ti y solamente por ti. Y provino de esa persona “sin rango” que siempre está entrando y saliendo a través de las puertas de tu rostro. Encuentra esa persona “sin rango” dentro de ti mismo. Permítele a la persona “sin rango” controlar el pincel y tu trabajo de caligrafía será verdaderamente original y auténtico.

(Inspirado en las enseñanzas del Maestro Zen Rinzai sobre el “hombre sin rango”).

EL PINCEL LIBRE

arte

El pincel, tanto en el dibujo como en la caligrafía, debe llegar a “trabajar, a expresarse solo”. Esto no puede ocurrir si uno no practica constantemente. Pero tampoco se logra si uno insiste en hacer un esfuerzo.

Alan Watts