GALERÍA DE ARTE NACIONAL, CARACAS

El 17 de julio de 2022 se realizó exitosamente el taller de caligrafía china y dibujo zen en la Galería de Arte Nacional, Caracas. Fue un momento para practicar este arte-escritura ancestral entre nuevos practicantes y practicantes veteranos. Contamos con la asistencia del sensei Luis Barrios y del sensei Hugo Ballesteros como instructores auxiliares. He aquí una muestra de fotografías del grupo. Estaremos programando nuevos talleres en este hermoso espacio cultural para el mes de septiembre de este mismo año. Gracias a todos por su participación.

EL PINCEL «ESPÍRITU»

En la práctica de la Caligrafía China el pincel no es un objeto inerte. El pincel es usted mismo. Es su mente, sus pensamientos, la radiografía de su espíritu. Si fuese solo un objeto, este no podría reflejar en su trabajo el alma del ejecutante. El pincel está vivo, si no, las obras no tendrían vida. Leonardo da Vinci dijo: «Allí donde el espíritu no trabaje con la mano, no existirá arte». Esta gran revelación se observa perfectamente cuando se practica la caligrafía china: el pincel es «espíritu». De no darse esta conexión, la obra será solo papel y tinta y el pincel solo madera y cerdas. ~ Sensei Paul Quintero

NUEVO TALLER DE CALIGRAFÍA CHINA Y DIBUJO ZEN – Julio 17, 2022.

Nuevamente podremos reiniciar las actividades en nuestra Escuela “Budas de Agua”. La energía positiva y el deseo de crear desde una mente serena nos permitirán trazar nuevos caracteres (sinogramas) como se ha venido haciendo desde hace cinco mil años en China y otros países orientales. En esta oportunidad nos reuniremos el 17 de julio 2022 en la nueva sede de la GALERÍA de ARTE NACIONAL (frente al Metro de Bellas Artes) en la ciudad de Caracas de 10 a.m. a 2 p.m.

Se contará con la presencia del sensei Paul Quintero (maestro fundador de la escuela) y varios alumnos destacados para orientarlos en su trabajo artístico. Cualquier Información adicional contactar al sensei Hugo Ballesteros al teléfono 0424 2221660.

NOTA: Los pinceles para la práctica de la caligrafía china se prestarán durante el taller.

TRAER:

Ropa casual holgada.

Frasco de tinta china negra (puede ser Pelikan), o un potecito de pintura al frió negra.

Abundante papel periódico de la prensa local o guías telefónicas usadas.

Un fieltro negro tipo escolar.

20 hojas blancas tipo bond.

Libreta de notas y lápiz.

Nota: los pinceles chinos propios para esta práctica se prestarán durante el taller para quienes no los tengan. El taller incluye hojas de trabajo y certificado otorgado por la Escuela Budas de Agua.

Caligrafía china corrida.

Cuando observamos una caligrafía en estilo corrido nos preguntamos siempre qué será lo que dice. Realmente la caligrafía corrida es una expresión artística que no tiene porque entenderse ni traducirse, solo se disfruta. El que admira la obra permite que su mente siga la escritura fluida sin preguntarse nada. Este estilo se disfruta, lo que quiere decir el poema muy poco importa. La idea es disfrutar del movimiento de los trazos, permitir que la mente fluya sin barreras y que ese movimiento nos permita disfrutar ese momento. Es un momento meditativo. Se aprecia la belleza en total silencio mental. Sepa usted que las grandes obras corridas de caligrafía china o japonesa no las entienden muchísimas (millones) personas nativas de esos países. Nadie pregunta nada, solo se admira y se disfruta. Es un momento de éxtasis zen.

Sensei Paul Quintero / Calígrafo – monje zen

Detrás de cada intento…

El practicante de la caligrafía china y el dibujo zen puede sentirse nervioso al ejecutar sus primeros trazos y realizar sus primeras obras. Esta tensión es normal; todos desean ver sus obras como perfectas. Pero, realmente no se trata de trazar caracteres o dibujos perfectos. Se trata de corregir nuestra ansiedad. Cada trazo que se repite es una terapia en sí misma. Uno repite los trazos para desocupar la mente de sus expectativas, sobre todo de esas expectativas que buscan que lo trazado sea bello. El taller es para «hermosear» nuestra mente, nuestro espíritu. Lo bello ya existe muy por debajo de nuestra angustia y nuestras expectativas: la mente clara. El instructor te da las instrucciones específicas para crear tu propia serenidad. El arte es espiritual, mental y físico. Un taller de caligrafía en la Escuela Budas de Agua, es un ejercicio y una vivencia zen.

Sensei Paul Quintero / Calígrafo y monje zen

Instagram: @zen_art_time / Email: polquintero@hotmail.com

El amor por la tinta.

Cuando el practicante de la caligrafía china roza el papel con el pincel y la tinta, lo hace cual caricia amorosa. La caligrafía china, sus trazos, el papel, el aroma de la tinta, la armonía del diseño visual…no son técnicas artísticas ni objetos de trabajo como tales; la caligrafía es una «caricia» para el mundo, las circunstancias y nuestra propia mente. Caligrafiar es un momento de amor y sosiego. Es un encuentro con nuestra alma, con nuestra identidad pura, con una mente que dejó de pensar para enamorarse de las formas hermosas y los tonos de la alegría interior. Tras años de práctica, la liberación de los esquemas aparece, y el amor desde el trazo y la tinta inundan el espacio y la vida misma. Caligrafiar es «armonizar». Desaparecer, como diría el budismo Zen. La alegría surge y el mundo es parte de la obra.

Sensei Paul Quintero / Calígrafo – monje zen

EL ARTE SIN PENSAMIENTOS

La caligrafía china y el dibujo zen que estudiamos en la escuela Budas de Agua es una práctica que busca liberar tu mente del pensamiento limitante que a todo le busca una razón de ser. la idea principal es trabajar repitiendo los trazos, líneas, dibujos hasta que la mente colapse. Entonces la dualidad desaparece y la obra luce maravillosa. La educación en el arte en occidente de basa en normas y reglas que pertenecen a métodos rígidos para la enseñanza del arte. El arte visto desde la óptica de la mente zen, es solo el disfrute sin barreras de una experiencia interior que nadie puede apreciar como intelectual, sino como «emotiva, libre, y espontánea«. Eso enseñamos en Budas de Agua. Pronto, al estabilizarse la situación de salud pública existente, volveremos a dictar los talleres. Mayo, 2021.

Sensei Paul Quintero – Calígrafo

LA TINTA…UN LENGUAJE DE TONOS

 

En la práctica de la caligrafía china (shufa) o la aguada japonesa (sumi-e), la tinta no es solo un compuesto o un líquido que usamos sin prestarle atención a su proceso de maduración antes de comenzar nuestro trabajo. La barra tradicional de tinta sólida se mezcla atentamente con un poco de agua sobre el envase de piedra (suzuri) sobre el cual se prepara. La mano mueve esta barra de tinta muchas veces a lo largo del envase que termina en una sección un poquito más honda donde se acumula la tinta. De vez en cuando volvemos a mojar la barra con el agua existente en la piedra para irla convirtiendo en una rica mezcla que ha de usarse para el trabajo.

Este proceso de ir creando la tinta no debe apresurarse, y de acuerdo a la cantidad de tinta que deseemos hacer, puede durar entre 25 y 30 minutos. Durante este proceso “silencioso” el calígrafo o el artista puede ir preparándose mentalmente para el trabajo que se le avecina. Esta tinta fresca debe prepararse antes de cada sesión de trabajo, y la piedra ha de lavarse siempre al terminar.

La tinta más negra, opaca y rica se conoce como “noboku” o “tinta espesa”. Para degradar la tinta se usan algunos platicos adicionales blancos que permiten determinar los tonos claros (lavados) de la tinta que necesitamos preparar para realizar las obras artísticas. La tinta media se conoce como “chuboku”, y la más clara (fina) de todas se denomina “tamboku”. La combinación de estas tres tintas son los únicos colores que se usan en el sumi-e o aguada japonesa. La habilidad del artista puede permitirle usar estos tonos para sugerir todos los colores y valores presentes en la naturaleza. Esto es lo que permite que la sencillez del trabajo del sumi-e impacte sobre la mente humana.

En el trazado de la caligrafía, el tono de la tinta que se use nos permite darle al sinograma que se traza una fortaleza o una fragilidad necesaria para ayudarle expresar su contenido semántico. Un tono fuerte y oscuro para los caracteres de fuerza, dragón o alegría, puede contrastar, por ejemplo, con un tono de tinta más claro usado para trazar los caracteres de silencio, paz y dulzura. De hecho, ambos tipos de caracteres (diferenciados por el tono de tinta que se use) pueden encontrarse simultáneamente en el trazado de un mismo poema.

La tinta es pues…un lenguaje propio que nutre el trazado de los sinogramas y que le permite a la aguada despertar el asombro y la emoción en el espectador. Cada pieza de trabajo (pinceles, sellos, palillos de madera, papel) usada para el trazado de los caracteres o para la elaboración de la aguada japonesa tiene un uso específico, razón por la cual a todos se les ha de prestar la debida atención.

 Sensei Paul Quintero / Monje zen y calígrafo

LA CALIGRAFÍA CHINA: UN REGALO

 

 

 

 

 

 

 

Un pincel se mueve, pero este pincel comenzó a moverse mucho antes de que tocara el papel. La mente del artista ya ha conversado con la tinta previamente y con la obra inexistente – hasta ese momento para mover el interior del que ha de extasiarse con la obra. Los trazos dejarán de ser trazos externos para convertirse en una vía hacia el interior de quien la aprecia. La obra será un camino de revelación para el espectador.

El artista o calígrafo que practica con mente zen, no está haciéndolo para impresionar a nadie. Realmente el aroma que percibes de su trabajo es irrelevante para él. El verdadero motivo de su trazado no es mostrarte algo de él como calígrafo que ejecuta el trabajo. Lo importante es lo que te enseña sobre ti mismo. La mente serena y disciplinada del artista comienza a moverse desde mucho antes (el pincel se mueve antes de que toque el papel) para poder “provocar” una respuesta en el que admira la obra.

Cuando admiramos un trabajo de caligrafía china, debemos darnos cuenta de lo que sentimos dentro de nosotros al verlo. Esa es la verdadera intención del artista que traza con mente zen. Esto es así pues su mente no se apega al resultado. Su trabajo (obra) es un “regalo mental-emocional-espiritual” para el espectador.

 

Sensei Paul Quintero / Monje zen

 

SÁBADO 3 DE AGOSTO: TALLER DE CALIGRAFÍA CHINA

20190628_155124

 

El día sábado 3 de Agosto el Sensei Paul Quintero dictará un nuevo taller de Caligrafía China y Dibujo Zen, en la Biblioteca Paul Harris, ubicada en La California Norte (Caracas). El taller se realizará de 8:30 AM a 4:30 PM, con un corto descanso para tomar un refrigerio.

Es una oportunidad realmente única para estudiar y practicar este arte/escritura oriental. Este taller está dirigido a artistas, diseñadores y amantes de la cultura china y japonesa. Se facilitará una guía de trabajo de acuerdo al nivel cursado y se entregarán certificados avalados por la Escuela Budas de Agua, fundada en 1984 por el Sensei Paul Quintero.

Para mayor información e inscripciones contactar al coordinador Sensei Hugo Ballesteros al teléfono (0424) 222-1660

Es necesario traer:

  • ropa casual holgada y de colores neutros
  • frasco de tinta china negra (puede ser Pelikan) o un tubito de Acrílico Negro
  • abundante papel periódico o guías telefónicas usadas
  • un fieltro negro tipo escolar
  • 20 hojas blancas tipo bond

Nota: los pinceles chinos propios de esta práctica se prestarán durante el taller para quienes no los tengan. El taller incluye guía de trabajo y certificado otorgado por la escuela Budas de Agua.