LOS CARACTERES NO SON LETRAS

ba

 

El sistema de escritura chino no es un sistema alfabético, es decir, los caracteres chinos no son letras como las que empleamos al escribir en español. Cada carácter tiene un significado propio. Al reunirlos en un texto o poema, sus significados se van armonizando con los demás creando un mundo de ideas muy diferentes a la que señala cada carácter por separado. Es decir, que cuando se reúnen en un texto, el significado total del mismo se enriquece debido a los múltiples significados que pueden originar estas asociaciones.

No puede decirse que el sistema de escritura chino sea un sistema silábico pues hay muchos más caracteres que sílabas en el idioma. El trazado de los caracteres chinos, de la manera tradicional, con tinta negra y papel blanco es un gratificante ejercicio que permite recordar muchos de sus significados. Los talleres de Budas de Agua te ayudan a conocer un amplio grupo de caracteres esenciales.

Estas especiales características del sistema de escritura chino hacen que sea posible comprender perfectamente un texto escrito en chino y no saber hablarlo, ni conocer la pronunciación, cosa que no es posible en el resto de idiomas.

En la actualidad el número de caracteres diferentes que se pueden encontrar en un buen diccionario completo es más o menos de  8.000.

No obstante, en la práctica y según demuestran numerosos estudios sobre la frecuencia de uso de caracteres, se puede afirmar que los 3.000 caracteres más frecuentes cubren prácticamente la totalidad de los caracteres que se encuentran en un libro moderno cualquiera.

Incluso los 500 caracteres más frecuentes ya cubren más del 80% de los que aparecen en cualquier texto suficientemente largo. En general, se considera que una persona está “alfabetizada” en chino si conoce los 1.500 caracteres más frecuentes. Otras personas, a trasvés de estudio y dedicación, pueden llegar a dominar entre 3.000 y 4.000 caracteres.

 

 

TUS ARTISTAS ACOMPAÑANTES

Nunca trabajas solo.

Nunca trabajas solo.

Escribir caligrafía china es un ritual, una canción sobre la circulación de la energía. Todo el proceso es una transmisión del espíritu del universo hacia cada trazo. Este arte/escritura exige mucho al practicante pues solamente a través de la sincronización de los movimientos de la mano, la atención mental y la respiración se puede ir creando una imagen bella y balanceada. Caligrafiar es el arte del balance; de un balance lleno de belleza y energía. Un trabajo de caligrafía, para ser considerado aceptable debe transpirar esa belleza y esa energía. El control de la mano, la espiración y la mente puesta “en cada trazo” son los segundos artistas que te acompañan mientras practicas la caligrafía. Cuando te sientes a caligrafiar, toma un baño y prende una varilla de incienso para “recibirlos”.

Sensei Paul Quintero / Calígrafo zen

BUDAS DE AGUA EN BANCO DEL LIBRO

El día domingo 18 de octubre, la Escuela Budas de Agua reunió a cerca de quince practicantes de caligrafía china en el Banco del Libro en Altamira, Caracas. El sensei Paul Quintero y el sensei Leonardo Aguilera (graduado de la escuela) dirigieron el taller en este nuevo espacio logrando armonizar al grupo que contó con varios principiantes y varios alumnos de niveles avanzados. María Busing y María Jacqueline Pérez terminaron su octavo nivel de estudios. Felicitaciones a ambas. Esperamos volver a verlos para un posible día de práctica que estamos gestionando para el mes de noviembre. Por favor continúen practicando y traten de conseguir cartulinas de buena calidad para ese día de práctica donde se abordará la caligrafía como tal y el dibujo zen (aguada) se centrará en las imágenes de las teteras japonesas y los grillos. Deben traer acuarelas y pinceles de punta larga para la práctica de la aguada. Disfruten a continuación de algunas imágenes del taller.

Sensei Paul Quintero

Sensei Aguilera dando instrucciones sobre los trazos.

Sensei Aguilera dando instrucciones sobre los trazos.

Practicando con disciplina.

Practicando con disciplina.

Nuevo grupo de principiantes.

Nuevo grupo de principiantes.

Trazando desde el silencio.

Trazando desde el silencio.

Estudio de la estructura de los caracteres.

Estudio de la estructura de los caracteres.

Grupo de practicantes.

Grupo de practicantes.

Sensei Paul Quintero con practicantes del nivel intermedio.

Sensei Paul Quintero con practicantes del nivel intermedio.

Nivel de Doctorado II.

Nivel de Doctorado II.

Sensei Leonardo revisando los trazos.

Sensei Leonardo revisando los trazos.

Sensei Paul revisando trabajos de Post Grado I.

Sensei Paul revisando trabajos de Post Grado I.

Sellando los trabajos aprobados.

Sellando los trabajos aprobados.

Grupo de caligrafos de Budas de Agua.

Grupo de caligrafos de Budas de Agua.

INFORMACIÓN SOBRE LOS MATERIALES PARA LOS TALLERES

Arte con corazón.

Arte con corazón.

Los talleres están divididos en estos grupos:

  1. Talleres de Iniciación: Básico, Intermedio y Avanzado.
  2. Talleres de Post Grado: Post Grado I, Post Grado II y Post Grado III
  3. Talleres de Doctorado: Doctorado I y Doctorado II.
  4. Taller de Maestros.

Para todos los niveles deben traer abundante papel periódico o guías telefónicas, tinta china negra y envases para tinta y agua. Los pinceles se prestarán durante los talleres.  Si no consiguen tinta china negra, pueden comprar un tubito de pintura acrílica negra que se diluirá en agua funcionando como tinta.

Tanto en el tercer nivel de los talleres de Iniciación (Avanzado) y de Post Grado (Post Grado III) se hace más hincapié en el Dibujo Zen.  Las personas que asistan a cualquiera de estos dos niveles deben traer tinta china y acuarelas. Y, como se trata de concentrarse en el dibujo Zen, deben traer algunas cartulinas (Kimberly, Canson, de hilo o escolares) para hacer sus trabajos de manera más profesional.

Para los otros niveles no se necesitan las acuarelas.

El Taller de Maestros se da cuando se reúna un grupo de alumnos que haya terminado su nivel de Doctorado II. Para este taller también deben traer sus acuarelas. Cualquier alumno que complete todos los niveles, inclusive el taller de maestros, se dará a conocer como un “sensei” de caligrafía. Nuestra escuela no gradúa maestros de caligrafía.

BOKUSEKI: LA EXPRESIÓN DEL ALMA

Maestro Harada

Maestro Harada

Harada Roshi y Zenni Sozui son monjes japoneses que siguen el estilo de Bokuseki (rastro de tinta). Bokuseki es la expresión inmediata de un estado de la mente, un documento vivo de un momento intenso.

“El rastro de la tinta no es simplemente una hermosa escritura, es algo que se origina en el orden primitivo de las cosas – una impresión de la mente.”

La mente entrenada en la caligrafía china puede en un momento dado alcanzar un estado de libertad en la expresión artística que permita al calígrafo – más allá de las limitaciones de la forma y las normas – expresarse en otra dimensión en la que su espíritu se pronuncia con total pureza.  Es una dimensión que supera las limitaciones de las normas. A esto se le llama Bokuseki, y muchos monjes zen alcanzan este estado de libertad mental.

Visiten esta dirección en Internet para ver la ejecución del Maestro Harada:

http://play.tojsiab.com/ZUFQdUg4ZmFkancz

SHIN: MENTE , CORAZÓN

Shin.

Shin.

Cuando leemos el sinograma shin  (心), tenemos la tendencia a traducirlo como “corazón”. También traduce “mente”, pero no la mente dentro de la cabeza, se refiere a la mente situada en el corazón. Entonces debe traducirse como “el saber del corazón”.

Tomado de: http://ramonamckean.com/hidden-light-guiding-star-life-purpose/

COMENTARIO: En el Zen utilizamos la palabra “shin” muy a menudo. Es el espíritu con el que hacemos las cosas, la mente no intelectual, la acción proveniente de un corazón puro…por eso decimos que cuando la mente se vuelve clara es porque el corazón se ha purificado. Este es un proceso arduo pero de mucho beneficio para nosotros y para los demás. La Vía del Buda es justamente esto: la vía de la purificación del corazón. – Sensei Paul Quintero.

LA ESTRUCTURA DE LA ESCRITURA CHINA

El fluir misterioso de la tinta.

El fluir misterioso de la tinta.

Los caracteres chinos son la más antigua escritura, aún en uso, como expresión lingüística de un pueblo y continúan siendo la base literaria común de chinos, japoneses y coreanos. Frente a otras escrituras, la china todavía está constituida por pictogramas y no es fonética. Es más, no se ha adaptado a los cambios producidos en la pronunciación y permanecen las claves que se establecieron hace 3.000 años.

El chino es el único de los sistemas de escritura importantes que mantuvo como unidad básica el pictograma y que sigue siendo de uso generalizado. Sus caracteres reúnen sonido, significado e imagen visual en un conjunto coherente. El sentido de la escritura es de arriba hacia abajo y de izquierda a derecha. En vista de los inagotables procedimientos para combinar los elementos gráficos, ideológicos y fonéticos, la lengua china tiene un vocabulario de 50.000 caracteres distintos. Pero el ochenta por ciento de ellos ya son arcaicos o de raro empleo y sólo unos 5.000 se usan frecuentemente.

De acuerdo con la etimología tradicional, se distinguen seis métodos diferentes de composición y uso de los caracteres que reciben el nombre de Liu Shu:

  1. Hsiang hsing o pictogramas sencillos: representaciones estilizadas de objetos concretos
  2. Chih shih o ideogramas sencillos: expresiones simbólicas de conceptos abstractos.
  3. Hui-yi o ideogramas complejos: representaciones gráfico-simbólicas que combinan dos o más caracteres para formar uno nuevo.
  4. Hsing-sheng o compuestos fonéticos y semánticos: la combinación de un elemento con significado visual, o grafía y otro de carácter fonético. La mayor parte de los caracteres chinos son de este tipo, el elemento que denota su significado se llama <<radical>> y el que indica la pronunciación se llama <<fonema>>.
  5. Chuan-chu o extensión etimológica: consiste en emplear caracteres con una significación derivada etimológicamente del sentido original.
  6. Chia chieh o préstamo falso: comprende caracteres que se toman prestados para representar una palabra con la que sólo guardan relación por su similitud fonética.