UN PINCEL: ALGO VIVO

Monje zen orando durante la quema de pinceles .

Monje zen orando durante la quema de pinceles .

Un pincel es un objeto vivo. Está hecho de materiales naturales tales como pelo, bambú, etc. Si se maneja apropiadamente durará años, aunque no es una herramienta permanente. Muchos calígrafos no tiran los pinceles inservibles, dándoles otros usos. Se pueden usar para dar efectos y texturas, a modo decorativo, en nuestras obras de caligrafía. Existe incluso la costumbre de enterrar los pinceles viejos,  rezando por ellos, agradeciéndoles el trabajo que hicieron por nosotros “en vida”.

En la fotografía un monje zen ora durante la quema de pinceles en el rito Fudekuyo. ritual donde se veneran a los pinceles por el trabajo que desempeñaron a lo largo del año.

Así pues, de acuerdo con la tradición, los viejos pinceles japoneses que han “fallecido” se enterrarán en un santuario sintoísta o budista. Para los calígrafos que estamos espiritualmente implicados en el arte de la caligrafía, un pincel es una extensión de nuestra alma y por lo tanto de nosotros mismos.

Anuncios

4 pensamientos en “UN PINCEL: ALGO VIVO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s