ORIENTACIONES PARA EL TRAZADO Y APRENDIZAJE DE LOS KANJIS

Para el aprendiz existen cinco errores fundamentales al aprender los kanjis. Estos son:

FALLA # 1: APRENDER EL KANJI  TRAZO POR TRAZO.

A

Claro, hay que aprender el orden correcto. Estoy a favor de eso, pero el problema es que uno termina poniendo énfasis en el aprendizaje del kanji trazo por trazo.  Cuando el kanji es sencillo, es fácil aprenderlo de esta manera. ¿Tres trazos?  Entonces sólo hay tres cosas que aprender. ¡Hurra! Pero, cuando se empieza el aprendizaje de los kanjis de esta manera, (pensando que el kanji es solo un montón de trazos), seguirás aprendiendo kanjis de esta manera. Es por eso que en la mayoría de clases de japonés, cuando las tareas se  asignan, la gente ve automáticamente cuántos trazos tiene un kanji  y no le presta atención a más nada (al conjunto). Dicen entonces: “Conozco a un kanji de 20 trazos, soy un genio.” Pero no, eso es estúpido. Uno termina pensando en un kanji como un montón de trazos y sólo se obliga a tratar de recordar más. Un kanji de 20 trazos es igual a 20 cosas diferentes que tú tienes que recordar. Si se piensa en un kanji como un montón de trazos individuales que componen un conjunto, entonces ya uno ha fallado. Así que ¿cómo se debe pensar en un kanji, entonces?

FALLA # 2: NO APRENDER LOS RADICALES DE LOS KANJIS

B

Oh, por supuesto que uno puede aprender algunas radicales, como el de agua (sólo son tres pequeños gotas descendientes al lado izquierdo de un kanji). “Si usted ve esto” – dicen las instrucciones- “usted sabrá que este kanji probablemente tiene algo que ver con el agua.”  La mayor parte del tiempo, sin embargo, mucha gente cree que los radicales son una idea de último momento distante en el mundo del aprendizaje de los kanjis, y esto es absolutamente un enorme error. Uno debe aprender los radicales como partes de un kanji para ayudarse a descubrir su significado si uno no lo sabe.

El aprendizaje de los radicales debe ser tratado como bloques de construcción para formar un kanji. ¿Recuerdan que les dije kanji no deben aprender los kanjis trazo por trazo? Los kanjis más complicado deben armarse radical-por-radical. Si se toma el tiempo para aprender los radicales, entre 200 a 250, (pueden parecer muchos, pero en realidad es un proceso bastante rápido), usted puede organizar un kanji bastante complicado en tres (3), o quizás cuatro (4) pasos. Piense en los radicales como las letras del abecedario. Uno no se puede escribir la palabra fracaso si usted no conoce las letras F, R, A, C, A, S, O, ¿verdad? Al aprender los radicales como las verdaderas partes de un kanji, uno se está preparando para el éxito al trazarlo. Se corta mucho con el proceso de la memorización requerida para aprender cada kanji; entre un 300 a un 800 %. He aquí un ejemplo:

11

Veamos, este kanji no es particularmente difícil, pero apréndalo de esta nueva manera (con radicales). El aprendizaje del kanji trazo a trazo sería un retroceso de ocho pasos (porque tiene ocho trazos). En su lugar, vamos a echar un vistazo a los radicales que forman este kanji de arriba. Si usted se aprende todos los radicales (o, al menos los que yo recomiendo), para armar este kanji en particular, usted lo puede hacer en tan sólo 3 pasos, dependiendo de los radicales que usaría. Eso es un 260 % menos que aprender, y  esto significa que uno está ahorrándose un valioso tiempo y ocupando menos espacio cerebral.

2 si   2   3

Como pueden ver, estos tres “radicales” se pueden poner juntos (como letras en una palabra) para crear el kanji de arriba. El primero (止) constituye la parte superior, el segundo (小) ocupa la parte inferior, y el tercero (ノ) redondea hacia afuera. La mejor parte de este aprendizaje es que usted asocia estos radicales con nombres y conceptos, lo que significa que usted puede llegar a algún tipo de recurso mnemotécnico (ejercicios de memoria) para ayudarle a recordar dónde van las partes.  (Vean más sobre la mnemotecnia debajo).

En resumen, todo el mundo debería aprender los radicales antes de pensar en el aprendizaje de un kanji. Si no lo hace, sería como la construcción de un rascacielos sin bases ni columnas.

El fracaso # 3: MEMORIZAR EN VEZ DE APRENDER

Se pueden decir cosas buenas acerca de la “repetición” y la “memorización”. Creo que son una parte necesaria para el aprendizaje de los kanjis, pero todo tiene sus límites (y se puede utilizar toda la ayuda que se pueda obtener cuando se trata del estudio de los kanjis). Uno de los problemas que tengo con la forma “normal” que la gente tiene para aprender kanjis es que te dan una lista de unos 10 a 20 kanjis; te sientan, y tienes que escribir esos kanjis una y otra vez (y por supuesto, la atención se centra en el número de trazos, ¿verdad?). El problema, sin embargo, es con nuestros cerebros. En primer lugar, sólo hay cierta cantidad de información (o tantos pasos) que podemos incluir en nuestra memoria a corto plazo. Esto significa que tan pronto como tú pasas al siguiente kanji, hay una buena probabilidad de que ya te estés olvidando del anterior. Otro problema es que con tanta repetición, nuestros cerebros cambien a piloto automático. En ese momento ya no estás aprendiendo nada más, sólo se está  pasando por los movimientos. Para solucionar esto, hay un par de remedios.

SOLUCIÓN A) En primer lugar, no veas a los kanjis como trazos, piensa en ellos como partículas. Esto te ayudará a aprender más efectivamente (y a guardar la información en tu memoria a largo plazo con mayor rapidez). Cuando estés practicando, piensa en los radicales individuales que estás escribiendo y en cómo se integran (agrupan) para formar todo el kanji. Cuanto más lo hagas, más rápido podrás aprender el kanji.

SOLUCIÓN B) No escribas un solo kanji más de tres veces en una serie. Si tienes varios kanjis que practicar, alterna y vuelve de vez en cuando a los anteriores. Puedes seguir algún tipo de patrón: yo recomendaría que practiques un kanji tantas veces como quepa en una hoja y, en la siguiente hoja, practiques uno nuevo.

SOLUCIÓN C) Aplica algún tipo de estrategia mnemotécnica para aprender cada kanji. La mnemotécnica ayuda a recordar cosas. Básicamente deja pistas en tu cerebro que desencadenan otros recuerdos, lo que realmente le ayuda a uno a recordar las cosas de manera más efectiva. Una forma de hacerlo es crear “historias” para cada kanji. Si has aprendido los radicales de los kanji, es bastante fácil de hacer. Si se toma el ejemplo anterior (歩), podemos utilizar los tres radicales para llegar a una historia para ayudarnos a recordar lo que queremos recordar. Los radicales de abajo son los que yo he utilizado para darles un ejemplo. Ustedes pueden inventar sus propios significados si quieren, o utilizar un conjunto que alguien más  haya desarrollado (su sensei, por ejemplo).

es un radical que significa DETENERSE.

es un radical que significa PEQUEÑO.

es un radical que significa UNA PENDIENTE.

Así, podemos utilizar estos tres conceptos / palabras y ponerlos juntos de una manera que nos ayuden a recordar lo que el  kanji significa. Para recordar que el kanji significa “caminar“, podemos inventar esta historia: “¡Alto! Esa una pequeña pendiente. Vamos a caminar por otro lado.” Como siempre que ya conozcan los radicales, al ver el kanji podrán recordar esta historia fácilmente. Por supuesto, podríamos lograr una mayor habilidad para recordarlo si le agregamos emociones a la historia. Por ejemplo, las sensación de nuestros pies al detenerse temerosamente frente a la pequeña pendiente (barranco), el miedo experimentado al sentir el peligro y la sensación de alivio experimentada al poder caminar por otra parte evitando un posible accidente.

FALLA # 4: TE APRENDES LOS KANIJS COMO LOS NIÑOS JAPONESES EN SUS ESCUELAS (ES DECIR, EN EL ORDEN EQUIVOCADO).

Cuando los escolares japoneses aprenden los kanjis, estos se aprenden a partir de kanjis con significados sencillos hasta kanjis con significados más complicados. A veces, un kanji sencillo tendrá un significado sencillo, pero a veces no lo tendrá. Echen un vistazo a estos kanjis, por ejemplo. Estos se aprenden en la escuela secundaria (es decir, son kanjis de “niveles más avanzados“), pero si nos fijamos en ellos, se darán cuenta de que son muy, muy fácil de escribir. Dos o tres trazos cada uno.

乙       了       丈       勺

A pesar de que estos kanji son fáciles de escribir, los significados no son tan sencillos, y es por esto que los escolares japoneses no los aprenden hasta más tarde en su educación. Por otro lado, echen un vistazo a estos kanjis a continuación que tienen significados muy sencillos asociados con ellos pero que, sin embargo, tienen muchos más trazos.  Estos son aprendidos por los alumnos de segundo grado en la escuela primaria. Estamos hablando de niños pequeñitos, con diminutos cerebros.

曜       線       鳴       算

El problema con una gran cantidad de recursos de aprendizaje japoneses es que copian este método japonés de aprendizaje de los kanji que es utilizado por los niños de escuela. Lo que parecen haber olvidado por completo quienes enseñan la escritura o trazado de los kanjis es que mucha gente no tiene que aprender los kanjis en un orden estipulado que vaya desde significados menos complejos hasta otros más complejos. En realidad no importa si aprendes kanjis con significados complejos antes que otros con significados menos complejos. La parte difícil es el propio kanji (y la forma de escribirlo), no necesariamente el significado asociado con ese kanji que tú podrás aprender antes de escribirlo con mucha facilidad.

En cambio, todo el mundo debería aprender los  kanjis basado en el grado de simplicidad que ellos tengan. ¿A quién le preocupa el significado? Comiencen con kanjis de un solo trazo y luego vayan practicando kanjis con dos, tres y más trazos. Comprenderán, poco a poco, que los kanjis más complejos se forman a partir de kanjis más sencillos.

FALLA # 5: TÚ NO UTILIZAS LAS MEJORES HERRAMIENTAS QUE EXISTEN

A veces uno debe recurrir a páginas web, videos, libros, tarjetas (las usamos en el último día de practica) para apoyar su estudio de la caligrafía. Es importante ampliar el panorama de esta escritura milenaria y “ver” otros estilos y técnicas de distintos maestros (en videos). No para que cambien su técnica, sino para ver la gama extensa de métodos existentes. Al ver otros estilos en videos o imágenes, podrán ir creando su propio estilo. Mi profesora Mary Onari siempre me decía que la caligrafía reflejaba el mundo interior de cada persona. Por eso muchas veces mientras me enseñaba y corregía mi trabajo me decía: “Este kanji se parece a usted, Paul san”.

El uso de colores en una libreta que destines a la anotación de los kanjis aprendidos también puede ser de mucha utilidad. Vean el ejemplo  del kanji “ahora” a continuación. A cada trazo puedes emplear un color que te agrade y te ayude a recordarlo. O podrías trazarlo con un solo color (celeste, por ejemplo) pues tú ves el presente como una nube o cielo celeste.

Jalup-Kanji-Assist-5 (1)

Nota 1: La palabra kanji en japonés no tiene plural con “s”. Se ha incluido la “s” para seguir la norma de nuestra gramática española. San es la palabra japonesa que equivale a señor.

Nota 2: La fuente textual para este artículo fue tomada de http://www.tofugu.com/2010/03/25/the-5-biggest-mistakes-people-make-when-learning-kanji/. Pero, debo explicar que le hice los cambios necesarios al texto y a la traducción para que estos se adapten más a nuestro sistema de estudio para ayudar a enfrentar los retos que considero que los alumnos de la Escuela Budas de Agua encontrarán en su práctica de la caligrafía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s