LA REALIDAD DE ESTAR EN UNA VÍA

zen

Entre claros y oscuros, me ilumino.

zen

reto

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No se porque la gente común cree que estar en algún movimiento religioso- espiritual es sinónimo de ser un ser perfecto, armonioso, excelso, maravilloso y feliz. No se debe creer que esto es la norma. Puede ser que encuentres algunas personas aparentemente felices y armónicas en tu grupo de meditación, yoga, de oración, etc., pero no debes creer que quien está en una vía es porque ya resolvió su problema interno. Al contrario, estar en un camino como la Vía del Zen, no es sinónimo de realización.

La gente que se reúne a meditar es gente normal. Normal: con problemas, con ira, gente que critica, gente que lleva cuentos de sus propios amigos a otros amigos, gente inestable, gente irritable, gente con aires de grandeza, con prejuicios de manías, y otros con baja autoestima. Y eso es lo que hace que los grupos sean humanos.   La sólo idea de buscar un camino espiritual es sinónimo de que deseas en el fondo mejorar, ser más sincero, ser más dado, corregir tus errores, ser mejor persona. Eso es todo.

Si la Vía del Zen estuviera llena de santos, sería muy exclusiva. Y Siddharta Gautama, el Buda, nunca dijo que lo fuera. De hecho la primera gran verdad del Budismo es que todos sufrimos. Todos tenemos demonios que vencer. Por eso sufrimos. Para eso se practica la meditación sentada: para día a día luchar y vencer los demonios de ese día.  Zen quiere decir justamente esto: exorcizarse. Ese es nuestro reto diario.   Por eso me alegro de ser imperfecto. De ser un humano más. De caminar esta vía señalada por el Buda para ir, cual matador de plaza de toros, matando. Pero no matando toros. Matando ignorancia.

 

Me postro ante ustedes amigos de la Vía, me sonrío, y sigo practicando. A lo mejor de esta misma naturaleza humana se reía a carcajadas Ryokan todas las noches antes de acostarse. We are only human. Si no lo creen, mírenme a mi.

Sensei Paul Quintero

Mi Arte

arte

Dibujo Original del Sensei Paul Quintero: "Sólo un Buda se convierte en Buda".

MI ARTE: UNA CARTA ESCRITA POR BUDA

Las enseñanzas del budismo todas conducen a  apreciar  la vida. La vida vista como una extensión de la energía del universo es sagrada y debe ser vivida con “presencia”. La presencia es estar en el lugar correcto en el momento correcto en cada instante de nuestra vida. No existe el futuro, y el pasado hace mucho que quedó atrás. Por eso es aquí y ahora que debes vivir tu budeidad siendo la única persona que tú puedes ser: tú mismo. Estar presente es compartir tus intenciones y vibraciones con todos los seres vivos: ser útil a los demás.

La pintura, la música y la danza son expresiones y necesidades humanas. Es por eso que nosotros, como lo haría cualquier buda, deberíamos compartir nuestro arte con los demás. Nuestra vida en sí es una obra de arte, y compartir nuestro amor y nuestra compasión es vivir la vida de Buda.

Mi arte es una carta: la tinta y el color se mezclan sobre el papel para ayudar a esparcir el Dharma de Buda. Cada obra habla dos idiomas: el lenguaje de las imágenes visuales y el lenguaje del Buda. Mi propósito es que las enseñanzas del Buda entren caminando a sus casas para ayudarlos a vivir una vida sencilla, feliz y sosegada. Dejen que sus palabras penetren sus mentes y los guíen hacia el orden y el equilibrio.  La vía del Buda es la vía de la servidumbre a la libertad.

POEMAS DE JORGE FERREIRA

jorge

Jorge entre montañas

Jorge Ferreira,amigo, hombre Zen, alpinista, músico y poeta nos regaló estos tres poemas para nuestro blog Budas de Agua. Todos tratan del hombre y su relación con la montaña, escalarla, amarla, sentirla.

 

 

 

 

 

 

 

UN HIMALAYA ES…

…un largo pasillo con muchas puertas

…un asiento de lujo en unas montañas rusas de dos medios años de duración

…una libreta repleta de lecciones aprendidas por pueblecitos calmados y ciudades    alocadas.

…un montón de sonrisas sin factura escondida.

…unas montañas que ver y unas montañas que vivir.

…un territorio de película, salvaje y prodigioso, donde hacer de nómada, y pirata, y cabra, y perro, y caracol, y peonza, y explorador, y aristócrata y vagabundo y…

…una opción personal entre todos los Himalayas posibles.

HUELLA

A veces camino, estando, sin pensar.

Miro. Escucho.

Me concentro

en el siguiente paso

en la piedra que cae

en la chova que me acompaña.

A veces camino, estando, sin pensar.

Veo. Oigo.

Viajo por otros lugares y, de repente,

Me despierto,

me paro

y miro hacia atrás.

Y me sorprendo al descubrir, sin recordar,

las huellas que mis botas dejaron atrás.

UN HOMBRE DE PIEDRA

Me gusta construir hombres de piedra en estas cumbres desconocidas e ignoradas. No me gustan las cuerdas fijas. Me gusta perderme por un valle, elegir algún monte que me cautive e intentar subirlo. No me gustan los picos famosos con nombres de cifra. Me gusta la soledad de estos espacios anónimos. No me gustan los campamentos masificados. Me gusta la lentitud y la improvisación. No me gusta el concepto de expedición. Me gusta viajar por las montañas. Eso es lo que me gusta.

LA ACTITUD CORRECTA

frank

La actitud para el trabajo se traduce en victoria para la vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando se practica la caligrafía lo más importante es el asombro: maravillarse del trazado de cada uno de los trazos para aprender sus secretos. Luego viene la disciplina: atender a cualquier instrucción que se te de y hacer exactamente lo que se te pida. Y, por último, mantener un rostro sosegado: este aparece al  no estar apurado y del amor que sientas por lo que haces.

El estudio de la caligrafía china es una segunda educación. Pero muy distinta a la que recibiste en tu casa. Un taller en Budas de Agua no es un simple curso. Es una nueva educación para mejorar tu actitud en la vida. Esa es la función ultima de las artes marciales. Y este estudió supone librar batallas (tal como aprendes en las artes marciales) contra tus ideas anquilosadas y una posible actitud mental aletargada. Mediante el uso del pincel (tu arma) sobre la superficie del papel (tu vida) libras muchas batallas contra las tramas que no permiten liberar tu mente.  Cada taller es una victoria! Para eso te entrenas! Cada caracter trazado te acerca a una nueva disposición mental. Ese es el objetivo de nuestros talleres.

La fotografía del Sensei Francisco (Frank) Attanassio refleja todo lo expuesto en este texto. Por eso se dice que una imagen vale más que mil palabras.

FENG SHUI TORCIDO

“There was a crooked man

who had a crooked cat,

whose friend was a crooked mouse.

And they all lived in a crooked house,

And lived a crooked life”.


“Érase un hombre torcido

que tenía un gato torcido,

cuyo amigo era un ratón torcido.

Y todos vivían en una casa torcida,

Y vivieron una vida torcida”.

Este texto explica de manera muy simple lo que puede ser tu vida de acuerdo a las elecciones físicas que hagas para el entorno de tu casa de habitación.  Piensa como quieres vivir y deshazte de todo aquello que te quita la energía necesaria para vivir bien. Recuerda que cada objeto tiene su chi particular y que tú estas atado a través de hilos de apego a cada una de esas cosas, amistades, sistemas de credo, moda, recuerdos que pudieran ser o positivos o negativos para ti. Revisa, y tal como si practicarás meditación Zen (deshaciendote de tus demonios internos), elimina todo aquello que pueda “torcer” tu vida.

Sensei Paul Quintero – Asesor de Feng Shui.

Un cuento chino

cat

Gato trás el ratón

“Los Doce Signos del Horóscopo Chino”


Hace muchos siglos, en China, Buda había decidido ir a la montaña más alta para descansar y reflexionar sobre su vida. Buda ya estaba viejo; y presentía que pronto llegaría el momento de su muerte. Por lo que decidió que les daría la bendición a los animales, con el objetivo de que estos protegieran a los humanos durante todos los años.

El 30 de diciembre, Buda envió cartas a todos los animales del país. Estos la recibieron al día siguiente. La carta decía: “El primero de enero por la mañana, quiero que vengan aquí, y según el orden en que lleguen, del primero al décimo segundo, designaré su jerarquía entre todos los animales, correspondiéndole a cada uno un año”.
Los animales estaban muy animados con el asunto y todos pensaban: “será un gran orgullo ser bendecidos por Buda, por lo que aquel que llegue de primero será el más importante. El ratón que era el más astuto de todos pensó: “ yo soy el más pequeño de todos, por lo que me será difícil llegar de primero, así que debo idear un plan”.

El gato que era vecino del Ratón no había leído la carta por perezoso, así que fue a donde su vecino el Ratón para que le diera la buena nueva. Así el astuto ratón le “informó” sobre el asunto.

Pero El ratón , sabiendo que el Gato era más veloz que él y que tenía más probabilidades de llegar de primero, Le dijo al gato que deberían de llegar al lugar designado, el segundo día de enero. El gato le agradeció por la información y se fue a dormir hasta que llegara el día .
Todos los animales decían: “Mañana tengo que levantarme muy temprano, por eso ya me voy a dormir”.

Así lo hicieron todos, excepto el Buey, que dijo: “Yo ya voy a salir porque soy lento caminando, así si salgo desde ahora podré llegar a tiempo”.

Pero el Ratón viendo que el Buey ya se iba, tuvo una idea. Trepó al lomo del Buey sin que este se diera cuenta y dijo: “¡está muy cómodo aquí!”

Al día siguiente todos los animales se encaminaron hacia la montaña de Buda. A la salida del sol del nuevo año, apareció primero el Buey en el lugar fijado. Pero antes de que este pudiera llegar, el Ratón salto del Lomo del Buey y llegó primero al encuentro con Buda, a lo que este le dijo: “¡Feliz Año Nuevo! Oh! Pequeño Ratón porque tú eres el primero de los animales sagrados. El Buey se sintió humillado. Los otros animales llegaron sucesivamente. Buda les dio la bienvenida y anunció: “El primer lugar es para el ratón que ha llegado de primero. El segundo es para el Buey , le sigue el tigre, la liebre, el dragón, la serpiente, el caballo, la oveja, el mono, el gallo, el perro y por último, el jabalí”.

Así empezó la ceremonia para designar a los animales sagrados que concluyo en una gran fiesta. A la mañana del segundo día apareció el Gato en la montaña, quien al ver que no había nadie exclamo: “que suerte, soy el primero!”. El gato se acercó a Buda y le dijo: Oh! bien amado Buda yo he sido el primero en llegar! Pero Buda le dijo que la ceremonia había sido el día anterior.

El gato, muy furioso y frustrado se dirigió a casa del Ratón y al verlo le dijo: “¡Conque me has engañado! Ahora pagaras por ello! ” El ratón tan pronto vio al gato Salió huyendo.
Fue así como se creo al Zodiaco Chino, y como el gato quedó fuera de él. Así hasta el día de hoy el gato sigue persiguiendo al Ratón.

DANIEL MARQUEZ – Pilar de Budas de Agua

dan

Daniel Marquez - Monje Budista Zen en meditación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuando un Buda,compañero de la Vía, usa toda su energía para ayudarte a hacer realidad una idea como lo es la creación de la escuela/caracol  “Budas de Agua”, uno simplemente fluye con su energía; y con el tiempo el sueño estará cumpliendo 11 años. Así me pasó con Daniel, amigo eterno, quien con su animo personal, hablar creativo, don de gente, y ejerciendo su compromiso fundamental con la Vía del Buda, me ayudó a dictar talleres por toda Caracas. Budas de Agua es un proyecto Zen. Es una visión espiritual de un trabajo artistico que busca abrir tu mente y a permitir que todos tus demonios salgan de tu espacio de vida. Gracias a su apoyo incondicional tenemos hoy una organización artistico/espiritual llamada Budas de Agua. Por eso, para mi, Daniel Marquez es co-fundador de nuestra escuela. Mis saludos Sensei. Y gracias por estos 11 años de apoyo. Gassho, Paul Quintero.

Actualmente dirige un reconocido grupo de Zazen (Meditación Zen) en Santa Monica, Caracas. ¿Quieres practicar?

Llámale, informate:0414  – 1224807.